miércoles, 17 de junio de 2020

Edwin Yair Castellanos (Rias Baixas): "Lo he pasado mal, pero mi gran objetivo es regresar al profesionalismo"


El confinamiento ha sido duro para todos los ciclistas. Han sido privados de entrenamientos al aire libre y de competiciones. Aun así, Edwin Yair Castellanos (23 años, Venezuela) ha sabido verle el lado positivo. Le ha permitido reflexionar a fondo. En un año determinante para él, el corredor de Rias Baixas lo tiene claro: El regreso a profesionales.


Edwin, a pesar de la situación actual, es feliz con la nueva base establecida, su nuevo equipo esta temporada: "En el Rias Baixas me siento muy a gusto, me han dado una confianza muy especial ya que desde principios de año teníamos algo en común, que era unir fuerzas para aportarnos mutuamente para el objetivo de volver a ser profesional. Los resultados deben de venir a través de este trabajo", desvela tajante.

Como resultado, el inicio de temporada fue muy bueno para él, copando los primeros puestos en las carreras que llegó a disputar. Pero su progresión se vio frenada en seco: "Antes del confinamiento fue un tramo especial, de muchas emociones encontradas. Me volví a encontrar en mi mejor forma deportiva, con la confianza de todo el equipo. Eso me ayudaba mucho. Me ha ayudado tanto como ciclista y como persona, y eso se veía en el rendimiento", explica ilusionado, y avisa: "Tenemos un equipo muy fuerte y nos compenetramos bien. El trabajo colectivo funciona a la perfección. Espero que lo que quede de año se pueda incluso mejorar", afirma empapando sus palabras en fuerte optimismo.

Sin embargo, tras el paréntesis producido por el obligado confinamiento, el ex-corredor profesional del Kuwait-Cartucho.es reconoce que pasó por momentos duros: "Tras el confinamiento la primera semana no podía mantener una forma mental fuerte, supongo que como cualquiera, pero quise superarlo y ya después vi la oportunidad de retomar y recuperar el camino, entrenando fuerte desde el principio. Eso es un cambio respecto al principio de año en el que empecé tarde a entrenar. Espero que me de resultados nada más vuelven las competiciones", razona.

Preguntado por sus objetivos, apenas permite finalizar la frase: "Son claros. Siento que el trabajo ha sido duro basado en la concentración, fuerza, actitud hasta volver a una forma física adecuada", enumera. Luego precisa: "Espero que cada carrera que corra sea un objetivo, prefiero no hablar de objetivos concretos. He trabajado con Marcos Serrano y Miguel Hueto, hombres de gran experiencia, que me están aportando muchas cosas y quiero aprender de ellos", zanja ilusionado.


Así, sus conclusiones desvelan el fruto de su reflexión principal: "A largo plazo el objetivo va más allá de llegar a ser el Edwin de hace cuatro años. Lo que quiero decir es que físicamente estoy más fuerte que entonces y ahora debo subir a profesionales y mantenerme lo máximo posible en la categoría", señala con rotundidad. El confinamiento le ha servido para reflexionar. Motivación en reclusión necesaria para dar el do de pecho."Tengo las condiciones y actitud para lograrlo", concluye.

miércoles, 3 de junio de 2020

Saymon Musie (Aluminios Cortizo): El ciclista eritreo que sueña con ser profesional

Saymon Musie (Aluminios Cortizo): el ciclista eritreo que sueña con ser profesional




Cada ciclista amateur alberga un sueño en su mirada. Un objetivo que le hace crecer, hasta poder contarlo en voz alta. Saymon Mussie (22 años, Eritrea) es uno de tantos chicos que alberga la misma sensación. Llegar a ser profesional algún día.

El prometedor escalador africano, integrante habitual de la selección de Eritrea con quien se impuso en los Campeonatos Africanos de crono en 2018, fue descubierto por Marcelino Pacheco, que lo trajo en invierno al Aluminios Cortizo, equipo amateur gallego. Su llegada a Padrón, localidad donde el equipo tiene su sede, fue una bendición para el corredor: "Me recibieron con mucho cariño, es un buen equipo para mi. La gente de Padrón es muy sociable, me recuerdan al carácter de mi familia y me ayudan a suplir su falta", describe aún en inglés.

Saymon, a pesar de la situación generada por el Covid 19, tuvo tiempo de debutar en la categoría : "Es mi primer año en España, he aprendido mucho en las primeras carreras que pude disputar. Han sido duras, pero me han servido para poder tener una primera idea del nivel que hay aquí", explica ilusionado.

Una vez se declaró el estado de alarma, Saymon no desistió: "Hice buenos entrenos en rodillo y ahora en carretera estoy entrenando duro también siguiendo las premisas de mi preparador Ander Altuna, estoy con muchas ganas de poder retomar la competición", resalta con firmeza.

Su afinada silueta le delata. Al igual que muchos otros jóvenes de su edad alberga el mismo objetivo, que no tarda en desvelar: "Mi objetivo es ser profesional y participar en una gran Vuelta o al menos poder tener la oportunidad de disputar carreras con puertos largos. Quiero mostrar mis cualidades en la montaña", recalca. Sus sueños, los que hablan por él, tienen un significado: "Se lo debo a mi familia, se ha sacrificado por mí, y debo devolverles todo ésto", concluye emocionado. De momento, el Aluminios Cortizo es su gran apoyo. El tiempo dirá si seguirá los pasos de Awet Gebremedhin o Merhawi Kudus, los eritreos que ya han conseguido alcanzar la meta que Saymon anhela.


Fuente: Gorama Cycling

martes, 2 de junio de 2020

Leonel Alexander Quintero Arteaga ( Team Matrix Powertag): "Es duro vivir confinado sin mis padres pero son más grandes las ganas de brindarles las victorias que merecen"

Leonel Alexander Quintero Arteaga ( Team Matrix Powertag): "Es duro vivir confinado sin mis padres pero son más grandes las ganas de brindarles las victorias que merecen" 


Hay confinamientos más llevaderos que otros. Lo más afortunados se llevan en familia, los más duros, en soledad. Es el caso de Leonel Quintero (23 años,Nirgua, Venezuela). El joven corredor venezolano recaló en el Matrix Powertag japonés,de categoría Continental, justo en su cumpleaños. Desde entonces, la situación generada por el Covid-19 le obligó a permanecer en Japón sin carreras ni la cercanía de su familia. Leonel, lejos de apagarse, ilumina su cara ante esta inesperada situación: " Vivo en Osaka-Takaishi,en la casa del equipo. La situación del Covid-19 aquí ha afectado poco a la hora del confinamiento, afortunadamente. Desde que llegué a Japón todo ha sido normal. Solo el mes pasado algunos establecimientos cerraron. Todo lo demás es accesible en el centro de Osaka", explica con naturalidad. Por eso, su forma apenas se ha descuidado:"Puedo entrenar normalmente día a día. Algunas que otras veces lo alterno con ejercicios en casa", recalca.
Pero no todo es bicicleta. La ausencia de su familia, a miles de kilómetros de Osaka, la cubren sus "padres suplentes": "Llegué junto a Paco Mancebo. Durante un mes, estuvimos juntos luego él viajó a España y desde ese momento ha sido José Vicente Toribio,quien ha estado conmigo en todos los entrenamientos y también algunos días hemos compartido momentos en su casa. Creo ha sido como un padre para mí en esta distancia que tengo con mi familia", describe con una amplia sonrisa. Y es que, para un chico de apenas 23 años, no deja de ser complicado verse privado del cariño diario de sus padres. "Si ha sido duro estar lejos de casa y más de mi familia, creo es algo a lo que todos los deportistas nos toca enfrentar, pero aún son más las ganas de seguir adelante y tomar este sacrificio como unas delas recompensas que uno desea tener y por el cual me encuentro luchando día adía para lograr mis objetivos y tener la oportunidad de brindarle a mi familia lo que se merecen", describe sin disimular un hilo de emoción en sus palabras. Y es que, el corredor de Nirgua, vendedor dedos etapas en la Vuelta a Táchira disputada el pasado mes de enero ha demostrado "ser un corredor bastante completo, mi máxima prioridad es la media montaña, aunque siempre he sido un ciclista al que le gusta estar en todo tipo de carrera. Me gustan los sprints y hasta el momento he logrado objetivos tanto al sprint y como en etapas de media montaña",describe. Por eso, en favor de su equipo, el joven talento venezolano, no desespera. Tratará de estar activo en toda aquella carrera en la que participe su equipo:"Esta temporada ha estado bastante difícil, creo que aún no tengo un objetivo el cual marcar e ir por él. He estado viviendo el día a día y pidiéndole a nuestro Dios que nos ayude con todo lo que está pasando y así todo mejore y lograr mirar las carreras que aún quedan por estos meses antes determinar la temporada. Esperemos pronto tener buenas noticias sobre las carreras y allí estar listo para afrontarlas", finaliza. Sus padres estarán orgullosos. Aunque sea en la distancia.

Foto:@Nishimura

miércoles, 6 de mayo de 2020

BENJAMIN QUINTEROS (HOTEL TRES ANCLAS): "TENGO QUE SEGUIR TRABAJANDO Y SEGUIR LUCHANDO POR ALCANZAR MI SUEÑO".

Benjamín Quinteros (Hotel Tres Anclas ULB Autos Moll)

El joven ecuatoriano Benjamín Quinteros  del Hotel Tres Anclas- ULB- Autos Moll esta viviendo su confinamiento desde Gandia con su compañero Ricardo Zurita. El joven corredor natural de San Antonio de Ibarra, Ecuador, está viviendo una montaña rusa de estados de ánimo, con días donde la positividad es total y otros días donde todo parece oscuro. “Mi estado de animo es un poco regular, he tenido días malos pero he seguido siendo positivo y he podido seguir trabajando bien para llegar en las mejores condiciones cuando las competencias vuelvan”.

Benjamin aterrizaba en España pocos días antes de su debut, con el Hotel Tres Anclas- ULB- Autos Moll dirigido por el exciclista profesional, Pascual Orengo, en el Circuito Guadiana de Don Benito. Las sensaciones del joven corredor ecuatoriano no fueron las mejores, sin embargo en la siguiente cita de Copa de España en Alcantarilla se pudo ver a un Benjamín Quinteros mas acoplado y con ganas de ser protagonista de la carrera. “ Llegue tres días antes de la carrera y fue casi aterrizar y correr. La verdad que no me sentí cómodo entre cambio de horario, de bici y la falta de ritmo. Sin embargo en Alcantarilla las cosas fueron mejor y pude estar con los mejores. La verdad que fue una inyección muy gran de moral personalmente”.

Benjamín en Trofeo Guerrita

Benjamín al igual que todos los ciclistas espera ansioso la vuelta de la competición y no deja de seguir soñando por encontrar su hueco en el ciclismo profesional europeo. “Es una pena este parón, ya que las competencias de Copa de España se adaptaban mejor a mí y sabía que lo podía hacer bien para el equipo. A pesar de ello sigo motivado y ansioso de brindarles triunfos al Hotel Tres Anclas- ULB- Autos Moll y agradecerles de esa forma la confianza que depositaron en mí. Tengo que seguir trabajando mucho y seguir luchando para alcanzar mi gran sueño”.

Fuente: Gorama Cycling

miércoles, 29 de abril de 2020

Carlos Quintero ( Terengganu Inc. TSG Cycling Team ): "Es un periodo para manejar la calma"

Carlos Quintero ( Terengganu Inc. TSG Cycling Team  ): "Es un periodo para manejar la calma"


Carlos Julian Quintero (Terengganu Inc. TSG Cycling Team)

Pasan las semanas y la situación mundial sigue convulsa. El mundo sigue necesitando respuestas y el ciclismo, también. Carlos Quintero, corredor del Terengganu Inc. TSG Cycling Team, no es ajeno a ello. Convive con las prisas de otra manera, esperando, como cualquier ciclista, a que, si las condiciones sanitarias son favorables, se de luz verde a la temporada. 

El escalador colombiano se encuentra confinado en su domicilio de la localidad colombiana de Medellin, donde "Estoy tranquilo, he aprovechado para descansar, relajarme, llevaba dos años a tope, sin parar prácticamente", explica. Literalmente es cierto. Tras la desaparición del Manzanas Postobón en 2019, recaló en el ciclismo chino, donde la temporada se extende mucho más allá de la Europea. Posteriormente, tras su fichaje por el Terengannu, su equipo actual, su temporada comenzó prácticamente a la par de la Europea, por lo que apenas tuvo tiempo para descansar.

De este modo, Quintero toma aire: "Este parón me ha ayudado a retomar energías y sobre todo motivación. Estoy entrenando tranquilo, poco, estando atento con el peso que es lo más importante", señala, aunque reconoce estar regando su trabajo con un arma secreta: "Estoy dándole un poco al vino", bromea. 

El talentoso ciclista, que esta temporada ya le ha dado tiempo a finalizar sexto en la general del Tour de Ruanda  (2.1) y noveno en el Tour de Langkawi (2.pro) vislumbra los próximos meses con el mejor de los prismas: la filosofía. "Esta semana ya estoy haciendo horas en el simulador pero hay que manejar la calma para estar tranquilos", reitera. Voz de la experiencia y clave para el éxito venidero.