Publicidad de Sprint Especial

sábado, 8 de enero de 2011

¿Sabías qué hay distintos tipos de combustible dentro de nuestro cuerpo?


Esta semana tenemos el placer de publicar un articulo que nos ha pasado nuestro compañero Pedro Garcia. Aprovecho la ocasión para invitaros a todos a visitar su pagina web, donde nos da muy buenos consejos sobre alimentación, salud, electroestimulación y diversos temas mas que os pueden ayudar para mejorar vuestro rendimiento en competición y entrenamientos.


Cuando realizamos ejercicio de alta intensidad, nuestro cuerpo está demandando combustible de calidad. Esa calidad la suministra el organismo mediante el glucógeno, que es la reserva de energía que tenemos de los hidratos de carbonos ingeridos. Si ésta reserva no se utiliza, pasa a formar parte de las reservas vitales del cuerpo, la grasa.

Imagina que tu cuerpo es una chimenea y tienes los siguientes combustibles. Estopa (para encender el fuego), palos (para avivar el fuego) y tronco (para mantener el fuego).

En el cuerpo, estos tipos de combustible corresponderían a:

Estopa = Azúcares

Palos = Glucógeno

Tronco = Grasa

Para arrancar el fuego necesitas un combustible que prenda muy rápido. Ahí se utiliza la estopa. El único problema de este elemento es que tiene poca durabilidad en el tiempo. El cuerpo para arrancar a hacer ejercicio utiliza los azúcares.

Si quieres avivar el fuego y que caliente lo máximo posible, tienes que utilizar palos, que incrementan la capacidad calorífica rápido y la mantienen durante un tiempo. El cuerpo para mantener intensidad alta utiliza glucógeno.

Si vas a estar mucho tiempo con un fuego constante que no tenga que realizar ni subidas ni bajadas de temperaturas pero que caliente de manera constante, entonces echarás en la chimenea un tronco grande que se consuma poco a poco. El cuerpo, para ir trabajando largo en el tiempo y continuo, utiliza la grasa.

Las pulsaciones a las que trabaja el cuerpo en la zona quemagrasa son entre el 70 y el 80% de su capacidad máxima.

Sin embargo más adelante también mostraremos que alternar deporte aeróbico (quemagrasa o usar tronco como combustible) con el trabajo anaeróbico (zona de trabajo intensa o palos como combustible) es un remedio muy eficaz para quemar más grasa todavía.

Pedro García

http://www.deporteysaludfisica.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario