Publicidad de Sprint Especial

martes, 19 de abril de 2011

Electroestimulación y electroestimuladores para quitar una contractura y dolor de espalda





Si eres dueño de un electroestimulador y tienes dolor de espalda, es porque quieres.


¿Tienes en el cajón del armario la solución a tus dolencia pero no sabes cómo utilizarlo? ¿o nadie te ha explicado qué programas ponerte para quitar ese dolor?


Desde deporte y salud física te voy a enseñar cómo disminuir y eliminar una contractura y el dolor de espalda con tu electroestimulador.


Lo primero que tenemos que hacer es ponernos bien los parches. Si este punto no lo tienes claro, en breve publicaré un artículo sobre cómo y donde colocar exactamente los parches para una electroestimulación efectiva.


Una vez que lo tengas colocado en la zona dolorida, mientras ves la televisión, o estás leyendo, o incluso descansando, puedes estar dándote una sesión de masajes con el electroestimulador.
Los programas a utilizar son los siguientes:


1º El programa TENS: Este programa eliminará la sensación de dolor de la zona, pero ojo, no te va a quitar el problema o la causa que originó el dolor. Va a eliminar toda sensación de de dolor y eso de entrada va a hacer que te sientas mucho mejor. Es un programa muy suave que no tienes que dar mucha intensidad. No permitas que los músculos se tensen durante éste programa. A la más mínima sensación de tensión, disminuye la intensidad.


2º El programa descontracturante (a 1Hz) Este programa hará que la contractura se vaya deshaciendo y quitará tensión a la zona, con lo que sentirás un tremendo alivio. Aquí la intensidad a aplicar tiene que ser cómoda ya que esto es un programa de masaje y estás trabajando sobre una zona dolorida. Recuerda, intensidad suave y cómoda.


3º El programa oxigenación (a 9 Hz) o endorfínico (A 5 Hz): Estos programas provocarán un flujo importante de sangre a la zona dolorida. Si eres constante, al menos durante 10 días (mientras ves la televisión antes de irte a dormir, tampoco es mucho trabajo) habrás creado una importante red de capilares en la zona, por lo que será menos propensa a volver a tener contracturas. Si utilizas el programa endorfínico (a 5 Hz) además de generar un importante flujo sanguíneo a la zona, estarás segregando endorfinas, que son las hormonas encargadas de hacernos sentir bien. Harán que baje tu sensación de dolor. La intensidad aquí también ha de ser cómoda y placentera.


Puedes alternar un día el masaje endorfínico con el masaje de oxigenación.
Ojo con la intensidad. En estos casos tiene que ser suave. Si te pasas de intensidad con tu electroestimulador, en vez de relajar la zona harás que el músculo se contraiga más, con lo que no estarás dando ningún beneficio a la zona dolorida.


Si eres contante y sigues las pautas, en pocos días estarás como nuevo y sin ningún dolor de espalda gracias a tu electroestimulador.


Una vez recuperado y si eres propenso a tener dolor de espalda, no dejes de ver nuestro artículos sobre cómo tener una espalda sin dolores con la electroestimulación. Recuerda hacer el programa de Resistencia Aeróbica al menos una vez por semana para conseguir un óptimo mantenimiento de tu espalda o lumbares.


En deporte y salud física nos interesa tu opinión. Coméntanos o pregúntanos lo que te interese e inquiete sobre la Electroestimulación y los electroestimuladores. Con mucho gusto te lo responderemos.


Visita también http://www.electroestimulaciondeportiva.com%20/ y te iremos informando con nuestra serie de artículos de cómo sacar el máximo partido a tu electroestimulador.


Sé feliz
Pedro García

No hay comentarios:

Publicar un comentario