Publicidad de Sprint Especial

sábado, 5 de marzo de 2011

Electroestimulacion y electroestimuladores. Cuándo subir la intensidad en tu entrenamiento


Si estás leyendo este artículo es muy posible que ya hayas leído más cosas sobre la electroestimulación. Los hay que hablarán mal de los electroestimuladores y la electroestimulación, como por ejemplo en algunos foros, y otros hablarán bien, como por ejemplo las personas que lo han probado y les ha funcionado o algunas conclusiones de artículos científicos que hay por la red.


Dentro de los que hablan mal, la mayoría en los foros, un alto porcentaje de esas personas que dicen que la electroestimulación no funciona, más del 90%, ni siquiera la ha probado ¿Cómo puedes hablar mal de algo que no has probado? Solamente hablan de oídas. Otro alto porcentaje son personas que una vez se compraron un electroestimulador y no supieron sacarle el rendimiento. Desde mi experiencia, puedo deciros que la electroestimulación funciona, pero es como todo, hay que saber sacarle el rendimiento.


Hoy os vengo a contar algo más sobre la utilización de la electroestimulación y los electroestimuladores.


Cuándo subir la intensidad en tu electroestimulador


Cuando hacemos un entrenamiento con electroestimulación, el programa tiene dos fases muy claras, una de contracción y otra de relajación. La contracción va a hacer trabajar a tus músculos para que se pongan duros y fuertes, y la relajación va a dar un periodo de descanso entre contracción y contracción. El tiempo entre contracción y descanso va a depender del programa que hayas elegido.


Para que tu entrenamiento sea efectivo, tendrás que subir únicamente la intensidad de la fase de contracción y no tocar la de relajación.


Alguno de vosotros me habéis preguntado que a cuánto hay que poner la intensidad de la fase de descanso para que el entrenamiento esté bien hecho.


Mi respuesta es clara. La intensidad de la fase de relajación no se toca, y el motivo es muy simple y sencillo.


Cuando realizas un entrenamiento con electroestimulación, el trabajo al que estás sometiendo a tus músculos es muy superior al voluntario (siempre que le des la intensidad adecuada). Es por ello que tus músculos necesitarán descansar, y para ese descanso y recuperación está preparada la fase de relajación, para dar descanso y bombear sangre a tus músculos ayudándolos así a que se recuperen entre contracción y contracción. Si no respetas esta fase y sigues subiendo la intensidad de descanso, estarás sobrecargando la zona electroestimulada, por lo que es muy posible que no realices un entrenamiento efectivo.


La intensidad de descanso no se toca. Este parámetro lo da por defecto el electroestimulador.
Recuérdalo para la próxima vez que subas la intensidad de descanso de tu electroestimulador pensando que así realizarás un entrenamiento más efectivo.


Recuerda también que si deseas recibir más artículos como este, te registres en nuestra página. Te los enviaremos a tu correo.


Sé Feliz.


Pedro Garcia





No hay comentarios:

Publicar un comentario